Secuestro

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Saludos, detective Bowman. Tengo algo suyo que ahora me pertenece. Es muy guapa. Tiene miedo. ¿Quiere recuperarla, detective Bowman? Tengo una propuesta: ¿quiere jugar conmigo?

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

No la toque o le mataré. Y no, no estoy de humor para jugar a nada. Acaba de secuestrar a mi mujer y quiero recuperarla. No estoy de humor.
Quizás al tenis. Le propongo un partido de tenis. Al mejor de tres sets. Le advierto que soy bastante bueno. Si gano, la deja libre, Simón P. (si ese es su verdadero nombre, aunque lo dudo, pedazo de escoria).

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

Lo tenemos. Le he tendido una trampa. Aposten francotiradores en todas las pistas de tenis de la ciudad.
He imprimido su email. Quiero un análisis grafológico. Que cotejen su letra y que busquen huellas. Prioridad máxima.
Y quiero una lista de todas las personas con acceso a internet en Estados Unidos. Y en el extranjero también. Lo necesito YA. ¿Entendido?

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Oh, detective Bowman. Me decepciona usted. Admito que su historial me impresionó, pero veo que su conocimiento del correo electrónico es patético. No le dé a responder. Redacte un mensaje nuevo y no me lo mande A MÍ.
Ah, y yo pongo las reglas del juego. Resuelva el enigma y dejaré libre a su mujer. Falle y le juro que la torturaré y que la haré sufrir hasta que rece para que la mate. ¿Es usted creyente, inspector Bowman? Yo sí. Jesús me acompaña.
Busque en el Levítico 15:3.

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

Sabía que no actuaba usted solo. Le encontraré a usted y a su cómplice Jesús y que haré que se pudran en la cárcel con mis propias manos.
Y, por el amor de Dios, he buscado Levítico en el callejero y no hay ninguna calle con ese nombre. Lo más parecido es la calle Judah Levi. Hemos dado un susto de muerte a la vieja que vive en el 15º 3ª. SEA UN POCO MÁS CLARO CON LAS PISTAS, POR EL AMOR DE DIOS.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Detective Bowman:
me sonroja. El Levítico es un libro de la Biblia. Y no tengo ningún cómplice. Jesús es el Mesías. Mi Maestro. El que me encomendó una misión en el mar de Galilea. Y yo he cumplido esa misión con su esposa. Tendría que verla. Está muy asustada. Como Jonás en el vientre del monstruo marino. Ahí está la clave del enigma. Yo edificaré mi Iglesia sobre su esposa, como Jesucristo edificó su Iglesia sobre mí.
Se lo advierto: si intenta engañarme, le corto un dedo. Si no resuelve el acertijo antes de diez horas, le corto un dedo.
Le toca a usted mover ficha, detective Bowman.

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

No se le ocurra cortarle un dedo a Jesucristo, miserable hijo de perra, o haré que se pudra en el infierno con mis propias manos.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman.

Es a su mujer a quien cortaré un dedo, CRETINO. Oh, oh, oh. Debería oír cómo grita su esposa. Me temo que sabe que usted no va a ser capaz de salvarla. Grita, llora y suplica. ¿No va a hacer nada, detective Bowman?

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

Simón:
Si llora y grita y tiene repentinos cambios de humor puede ser que esté con el periodo. Se pone bastante quisquillosa y, entre nosotros, no hay quien la entienda. Por cierto, pregúntele de mi parte si a nuestra hija hay que bañarla antes o después de ponerla a dormir. Reconozco que trabajo muchas horas y esto de cuidar de los niños me supera. 😉
TE ATRAPARÉ Y TE PATEARÉ CON MIS PROPIAS MANOS, MALNACIDO. DAME MÁS PISTAS O TE ARRANCARÉ LA CABEZA HASTA LA MUERTE.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Detective Bowman:
su esposa dice que es usted un imbécil, y no puedo estar más de acuerdo. Este juego empieza a aburrirme. Le mando un mapa adjunto de Los Angeles. Si descubre cuál es mi profesión, sabrá dónde buscarme y dónde encontrar a su mujer como JONÁS EN EL VIENTRE DE UN MONSTRUO MARINO METÁLICO Y CON ANCLAS.

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

No puedo abrir el archivo adjunto. Y estoy harto de sus estúpidas metáforas. Hable claro.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Detective:
le he mandado a su despacho un juego infantil de madera, con figuras de animales troqueladas. Si es capaz de encajarlas todas en 10 horas y me manda una foto, le digo en qué parte del puerto de Los Angeles estoy.

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

¡Maldita sea! Esto es una locura. No consigo encajar el cocodrilo. VOY A MATARTE, HIJO DE PERRA CON MIS PROPIAS MANOS.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Mire, detective Bowman, déjelo. Soy Simón P. Simón Pedro. Yo era pescador. Jesús me dijo: “a partir de ahora serás pescador de hombres”. Su mujer y yo estamos en el muelle de San Pedro, dentro de un pesquero. Vengan rápido. Estoy harto.
P.S.: Jonás estaba dentro de un pez gigante. Era una metáfora.

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

Te mando los gastos del trimestre. Hay 15 dólares de teléfono, 28 dólares de móvil y a ver si me puedes colar los 6 dólares de la camiseta que me compré en el Primark.
Un abrazo.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Detective Bowman:
¿qué clase de broma es esta? ¿Quiere volverme loco o qué?

***

De: Detective Dave Bowman
Para: Simón P.

Simón:
ha habido una confusión. El mail era para mi gestor, Patrick. Creo que por error le he mandado a él uno que había escrito para ti. Repito más o menos de memoria: “VOY A ACABAR CONTIGO, BASURA, CON MIS PROPIAS MANOS. ESTOY HARTO DE TUS NUMERITOS Y DE TU JERGA CABALÍSTICA, HIJO DE PERRA”.

***

De: Simón P.
Para: Detective Dave Bowman

Oiga, detective:
deme una dirección y le mando a su mujer en taxi. Pago yo. Acabemos con esto. Me rindo.

***

De: Patrick Sommerset
Para: Simón P., Detective Dave Bowman

Dave:
por favor, no me pongas en copia de los mails. Y búscate otro gestor. Y un abogado. Tus amenazas ya están en manos de la policía.

Share on FacebookTweet about this on Twitter